Sexualidad - Métodos anticonceptivos PDF Imprimir Correo

Hablar de anticonceptivos es hablar de coito vaginal. Para informarte de anticonceptivos existen muchos manuales y folletos pero lo más conveniente es hablar con tu médico y que sea el profesional quien te ayude a elegir el más apropiado.
No obstante, debes saber que llegado el momento lo importante es elegir uno que sea eficaz para lo que propones y que sea aceptado conscientemente por la pareja. Que sepáis como funciona, qué fallos puede tener y qué se puede hacer en estos casos.
Necesitas información, desarrollo de destrezas, entrenamiento y mostrarte como eres y no como crees que esperan que seas.
Puede resultar más sencillo hablar de métodos anticonceptivos con tu pareja paseando que ya estando desnudos y en la cama.

Indicamos aquí algunos de los que consideramos son más eficaces

1. PRESERVATIVO

MASCULINO
También es conocido como condón o goma. Es una funda muy fina de látex que se coloca sobre el pene en erección. En su extremo cerrado suele llevar un pequeño reservorio que facilita el depósito del semen tras la eyaculación. Tiene una eficacia teórica entre 86 y 97%. Impide el paso de los espermatozoides al interior del útero.
Es importante saber que: es el único método anticonceptivo que además de prevenir embarazos, evita el contagio del VIH/SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual.

El preservativo es de un solo uso. Después de la eyaculación se deberá retirar del pene cuando todavía está erecto, sujetando el preservativo por su base para evitar que se deslice dentro de la vagina

Las gotas de semen que se expulsan antes de la eyaculación pueden contener espermatozoides.

Es conveniente al retirarlo comprobar que no se ha roto. Si el preservativo queda retenido en el interior de la vagina se debe extraer introduciendo un dedo.

Cuando se comprueba una rotura o se queda retenido su eficacia no puede ser garantizada por lo que puede ser necesario recurrir a la píldora del día después.

♦ FEMENINO
Es una funda muy fina de un plástico muy fino pero muy resistente (poliuretano) que se presenta lubricado con una sustancia a base de silicona. Recubre las paredes de la vagina y también la vulva. Su eficacia oscila entre el 79 y el 95%.

Impide el paso de los espermatozoides al interior del útero. Es un método muy eficaz en la prevención de las enfermedades de transmisión sexual.

Cómo se utiliza:
Está provisto de 2 anillos: uno interior que sirve para su colocación dentro de la vagina, y otro exterior que permanece plano y cubre los labios durante el coito. Es de un solo uso, y por tanto no debe ser reutilizado. La boca del preservativo debe estar suficientemente lubricada para evitar que el anillo exterior se introduzca en el interior de la vagina

2. PÍLDORA

La píldora bloquea la producción de óvulos en el ovario por lo que los espermatozoides, aunque lleguen a las trompas, no pueden fecundar. Es un método eficaz para evitar embarazos, pues bien utilizada se aproxima al 100%,  pero no previene el contagio del VIH/SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual.
Existen varios tipos de píldora anticonceptiva, según la dosis hormonal que contiene Si vas a utilizar este método anticonceptivo es importante y necesario que sigas bien las instrucciones que te de tu médico y acudas a los controles que te diga porque la eficacia de este método depende de su buen uso.

Cómo se utiliza:
Hay que tomarla todos los días y a la misma hora. Según la que te prescriban deberás tomarla de manera continuada o con descansos de seis o siete días.

Si vas a ser usuaria de la píldora anticonceptiva deberías anticiparte y tener claro cómo actuar a quién se puede acudir cuando necesites consejo. Eludir este tema o pensar que si se presenta: "ya veremos", no suele ser un modo eficaz de prepararse para saber afrontar estas situaciones.

Sobre la píldora, no es raro oír que tiene efectos secundarios, hay algunos que son los lógicos del primer mes de ingesta y otros que sólo se presentan en algunos casos. La cuestión es simple, si consideras que la píldora te está "sentando mal", lo lógico es volver a la consulta, contar lo que te pasa y solucionarlo: cambiando de píldora o de método. ¿Tiene sentido continuar tomando algo que te sienta mal?

3. DISPOSITIVO INTRAUTERINO (DIU)

Es un pequeño objeto de polietileno con filamento de cobre que se coloca en el interior del útero.

Su acción anticonceptiva se debe a los cambios que produce en el endometrio, dificultando el paso de los espermatozoides hacia las trompas y, al mismo tiempo, impide la implantación del óvulo en caso de fecundación.

Es un método eficaz para evitar el embarazo, pero no para prevenir las ETS (el sida incluído). No es recomendable en las mujeres que no han tenido hijos. El especialista en ginecología efectuará su inserción y su extracción

4. DIAFRAGMA

Se trata de una capucha de caucho que se coloca cubriendo el cuello del útero. Actúa de barrera para que los espermatozoides no penetren en el interior del útero. Siempre hay que utilizarlo conjuntamente con crema espermicida (que es una sustancia química que destruye los espermatozoides y algunos microorganismos) porque así aumenta su eficacia. Su colocación requiere un aprendizaje previo dirigido por profesionales sanitarios. Es preciso que sea prescrito por personal médico.
No sirve para proteger de infecciones

5. OTROS MÉTODOS

Temperatura basal, Ogino, espermicidas, los llamados métodos naturales, quirúrgicos, etc. Lo importante es saber que hay más, que merece la pena conocerlos y que la decisión sobre cuál es el más adecuado suele ser más acertada cuanto más reposada y pensada sea. Para eso hace falta más información.

6. PÍLDORA DEL DÍA DESPUÉS

Recibe también el nombre de anticoncepción de emergencia. En primer lugar hay que decir que NO DEBE TOMARSE COMO UN MÉTODO ANTICONCEPTIVO. Se trata de una medicación de carácter excepcional que se debe utilizar exclusivamente cunado un preservativo se rompa durante el coito (algo que no sucede con frecuencia), se haya mantenido una relación sin ninguna protección o por situaciones lamentables, pero reales, como es el caso de una violación.
Se trata de un preparado hormonal en altas dosis que evita el embarazo, retrasando la ovulación o impidiendo la “anidación” de un posible óvulo fecundado en el útero.
Sólo puede prescribirla el personal médico y es imprescindible acudir a solicitarla antes de que pasen 72 horas desde el coito no protegido.
Evidentemente no previene el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Instituto Aragonés de la Juventud
C/ Franco y López n° 4. 50005 Zaragoza. Teléfono. 976 716810